Cómo realizar presentaciones y hablar en público

Hace unas semanas asistí a una sesión sobre cómo realizar presentaciones y hablar en público impartida por M. Angeles Rodriguez, formadora de Everis.

En ella, nos recomendaba empezar haciéndonos las siguientes preguntas:

  1. ¿Qué quiero conseguir con la presentación? Informar, motivar…
  2. ¿Qué respuesta quiero obtener de la audiencia?
  3. ¿Qué imagen quiero transmitir?
  4. ¿Cuales son los mensajes clave de mi discurso?
  5. ¿Qué voy a contar?
  6. ¿De cuánto tiempo dispongo?
  7. ¿A quién va dirigida la presentación?
  8. ¿Qué es lo que más va a interesar a la audiencia de mi presentación?
  9. ¿Qué conocimientos tiene la audiencia sobre el tema?
  10. ¿Cuáles son las expectativas de la audiencia hacia el contenido?
  11. ¿Cuál será presumiblemente la actitud de la audiencia hacia mi persona?
  12. ¿Qué tipo de obstáculos me puedo encontrar, y cómo los voy a resolver?

Una vez seamos capaces de responder a todas estas preguntas ya tendremos una idea bastante clara sobre lo que debemos contar y cómo hacerlo y tendremos una base sobre la que empezar a trabajar. Además, toda presentación tiene tres partes diferenciadas:

  1. Inicio, donde se generan expectativas positivas sobre la presentación.
  2. Cuerpo, donde se transmite el contenido.
  3. Final, donde se recalca lo más importante, se dan agradecimientos, se responde a preguntas….

Además, ahí van algunos consejos:

  • Selecciona las tres ideas principales y haz énfasis en ellas al principio y al final de la presentación.
  • Muestra gráficos, objetos…
  • Puedes utilizar una presentación uniforme gráficamente, o bien alternar slides impactantes para mantener la atención.
  • La atención disminuye a los 90 minutos, así que puedes hacer descansos antes de que la atención decaiga. Estos descansos deben ser cortos para que la audiencia no pierda el enfoque.
  • Puedes intercalar guiños al humor para mantener la atención de audiencia.
  • Cierra con una frase o una imagen de gran impacto que genere un recuerdo positivo.
  • Evita las muletillas y frases hechas.
  • Adecua el lenguaje a la audiencia.
  • Utiliza frases cortas.
  • Utiliza los silencios.
  • Pon ejemplos.
  • Habla más lento de lo habitual.
  • Alterna posturas corporales. Cambia de posición si es posible. Ello obliga a la audiencia a seguirte y mantener la atención.
  • Evita posturas tensas.
  • No esconderse detrás de mesas, sillas…
  • Mira y habla hacia la audiencia
  • Comprueba constantemente que la audiencia está conectada con la presentación.
  • Haz preguntas retóricas.
  • No mires nunca al vacío.
  • No caigas en la tentación de mostrar en las slides todo lo que quieres contar. Las slides deben ser solo un apoyo al discurso, no un sustituto de tu discurso.
  • Si va a pasar poco tiempo entre que prepares la presentación y la expongas, utiliza muchas imágenes y muy poco texto. Viendo las imágenes podrás situarte sobre lo que quieres contar en todo momento.
  • En presentaciones largas puedes utilizar iconos o señales para situar en qué parte de la exposición te encuentras.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *